Tags: Vivienda nueva

Después de un tiempo, todos nos cansamos de la monotonía. Considerando que nuestro hogar es uno de los lugares en el que pasamos la mayor parte de nuestros días, es apenas normal que queramos darle un nuevo aire, sin importar si vivamos en él hace muchos años o tan solo desde unos meses atrás. Para lograrlo sin tener que invertir demasiado dinero en el proceso, te recomendamos leer este artículo hasta el final y aplicar cada uno de los tips que de diseño de interiores que te presentaremos a continuación.

 

Redistribuye tus muebles: Una forma de crear un entorno completamente diferente en tu vivienda sin tener que gastar un solo peso es ubicando los muebles que ya tienes en una disposición diferente. Al hacerlo, no olvides tener en cuenta los aspectos básicos de usabilidad: si tienes un comedor de cuatro puestos pero en tu casa solo viven dos personas, podrías ubicarlo junto a una pared para así ganar un área para el tránsito de personas y crear un ambiente más espacioso. Sin embargo, si tu familia es más numerosa, no tendría ningún sentido perder esos puestos por darle un nuevo look a tu vivienda.

Ahora, la sala. Si quieres ganar espacio en el que quizá sea la zona social más usada de tu apartamento, puedes optar por muebles modulares que te permitan crear un diseño en L. Esto te permitirá habilitar dos accesos transitables que se traducirán en un diseño minimalista y amigable con el uso que se le da a diario. Además, en lugar de usar una gran mesa de centro, puedes elegir una auxiliar que ubiques en un extremo de la L, lo que te permitirá tener aún más espacio libre, que te será fundamental si vives con niños, o cuando quieras realizar actividades diferentes en casa, como practicar una rutina de ejercicios.

 

monserrate-blog-ideas-decoracion-2

 

Convierte tu habitación en un espacio de paz: puede que en el pasado hayas experimentado problemas para conciliar el sueño, y aunque te cueste creerlo, la forma en la que está diseñada tu habitación y el uso que le das pueden ser parte de las causas de este inconveniente.

Para crear un ambiente que propicie que pases una buena noche de descanso, procura optar por una iluminación tenue. No es necesario que renuncies por completo a las luces blancas o de led, pero podrías considerar incorporar una lámpara de luz amarilla en tu mesa de noche para que se convierta en la fuente de luz que utilices, en caso de necesitarla, en la media hora previa al momento de dormirte.

Además, en caso de que tengas un televisor en tu habitación, te recomendamos sacarlo de ella, o añadirle al diseño de tu cuarto una silla que utilices cuando lo estés usando. ¿Por qué? Inconscientemente, nuestro cerebro se programa de acuerdo a los comportamientos que le enseñamos en el día a día, y si usamos la cama para ver televisión, le estamos indicando que cuando estamos en ese lugar debemos estar despiertos.

Por último, otra recomendación que puedes aplicar en tu cuarto es tener paredes de un color plano y que no estén saturadas de información (como pinturas, estantes y demás), además de incorporar cortinas o un blackout, que te permitan atenuar la luz que ingresa en las noches por la ventana o eliminarla por completo.

 

Usa tus paredes y aplica pequeños cambios que hacen la diferencia: una de las tendencias de diseño de interiores que cada vez gana más fuerza es el uso de las paredes para liberar el espacio de tránsito en tu casa. Así, puedes optar por reemplazar una biblioteca o mesas auxiliares por estantes que cuelguen de tus paredes.

 

monserrate-blog-ideas-decoracion-3

Otra forma en la que puedes cambiar por completo la sensación que transmite uno de los espacios de tu casa es colgando unos cuantos elementos en las paredes. Puedes optar por comprar un elemento decorativo como un reloj, una obra de arte, o pintarla tú mismo para darle un toque personal. Independientemente del producto por el que optes, procura que combine con el tono que elegiste para la pintura de la pared.

Además, una manera sencilla y económica de darle un nuevo aire a los muebles de tu cocina o baño puede ser intercambiar piezas tan sencillas como las agarraderas que utilizas para abrir cada uno de los cajones que empleas en el día a día.

Por último, otro consejo que deberías considerar es cambiar el elemento que sitúas frente a tus ventanas. Dependiendo del color y las telas que emplees en tus cortinas, la manera en la que incidirá la luz en tu sala, estudio o habitación le dará un aire completamente diferente a ese espacio.

 

Si te has decidido a aplicar uno de estos consejos, no dudes en mostrarnos cómo has emprendido las labores de remodelación en tu hogar. ¡Publícalo en tu Instagram usando el hashtag #EnCasaYo para que lo veamos e inspires a más personas a hacerlo!

Banner_1-9